Calidad y Calidez
en el cuidado de los pacientes
29 de julio de 2017

En el mundo hay un nuevo caso de demencia cada cuatro segundos

Con la participación de un investigador del CONICET, el 20 y el 21 de julio se reunirá en Londres el Consejo Mundial de Demencia.

A fines 2013 en una cumbre realizada en Londres los representantes del G8 proyectaron la creación del Consejo Mundial de Demencia (WDC, por sus siglas en inglés). El objetivo es contrarrestar el avance de esta enfermedad a nivel global a través del impulso de la investigación en el desarrollo de fármacos y terapias que permitan mejorar la calidad de vida de los pacientes, así como la posibilidad de encontrar una cura o medicina modificatoria de la enfermedad antes de 2025.

Aunque en un principio el WDC fue sostenido por el gobierno británico, desde principios 2016 comenzó a funcionar con total independencia y tomó el rol de asesor global para trabajar de forma conjunta en la lucha contra las demencias en general y el Alzheimer en particular. Esto coincidió con la transformación del WDC en un organismo auténticamente global en el que se encuentran representados países de los cinco continentes. Por la Argentina, ingreso Ricardo Allegri, investigador principal del CONICET en la Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia (FLENI).

Allegri, quien además es presidente del Comité Científico de la Asociación de Lucha contra el Mal de Alzheimer de Argentina (A.L.M.A.), considera que el aumento de los casos de demencia año tras año a nivel global permite hablar de una epidemia y advierte que en los países en vías de desarrollo como la Argentina el crecimiento será aún mayor.

¿Cuál es el panorama global respecto de patologías asociadas a la demencia? ¿Qué ocurre en la Argentina?

Se estima que el número de personas con demencia asciende a 47,5 millones a nivel mundial y se predice que aumentará a 75,6 millones para el 2030, mientras que para el 2050 llegará a 135, 5 millones. Además, se prevé un crecimiento mucho mayor en los países en desarrollo, como la Argentina, los cuales tienen menor capacidad para enfrentarla. En el mundo hay un nuevo caso de demencia cada cuatro segundos, esto es 7,7 millones cada año, toda una epidemia.

¿Frente a ese panorama, cuáles son los objetivos del Consejo Mundial de Demencia?

El WDC tiene como objetivo concentrar y potenciar todos los esfuerzos para enfrentar la crisis global de demencia incluyendo la toma de conciencia, la búsqueda de las causas, la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el cuidado de los pacientes y sus familiares. La motivación inicial del Consejo fue traspasar las barreras de la innovación y colaborar en la búsqueda de inversión a nivel mundial a fin de obtener para 2025 una medicina que cure o modifique la enfermedad y al mismo tiempo incrementar los cuidados de los pacientes con demencia. El consejo se reúne cada 6 meses, la última reunión fue en Paris el 27 y 28 de febrero y la próxima será en Londres el 20 y el 21 de julio.

 ¿Quiénes lo conforman?

El WDC está formado por 24 líderes que representan a todos sectores en relación a la demencia: investigadores, ONG (como Asociaciones y/o Fundaciones de Alzheimer), instituciones filantrópicas, la industria farmacéutica, universidades, la Organización Mundial de la Salud (OMS), entes regulatorios y gobiernos de diferentes partes del mundo.

¿Qué avances han realizado hasta ahora?

El WDC promovió la primera Conferencia Ministerial sobre demencia de la OMS (Ginebra, marzo 2015), en la cual 93 gobiernos -incluido el Ministerio de Salud de Argentina- firmaron el compromiso del “Llamado a la Acción contra la Demencia” donde subrayaron la importancia de concentrar y promover entre los países los esfuerzos aunados contra este flagelo. Entre los logros alcanzados, se destacaron también la creación de un fondo para el descubrimiento de la demencia (Dementia Discovery Funds) que permitió reunir 100 millones de dólares para investigación, inversiones privadas, públicas y filantrópicas y promover planes nacionales de demencias en 22 países.

¿Qué significó para usted ser designado para integrar el WDC?

Considero que ha sido un gran honor y todo un desafío, dado que soy el único representante de Latinoamérica y el primero de Argentina en ocupar este rol.

Ricardo Allegri se graduó de médico en 1981 en la Universidad de Buenos Aires y en 1994 obtuvo el doctorado en Ciencias Médicas por la misma institución con su tesis sobre memoria procedural. Actualmente es investigador principal del CONICET en FLENI donde se desempeña como jefe de Neurología Cognitiva. Es presidente del Comité Científico de A.L.M.A. (Asociación de Lucha contra el mal de Alzheimer de Argentina) y desde 2008 es la máxima autoridad del Consejo de Investigación en Salud del Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Publicó numerosos trabajos científicos en revistas nacionales y extranjeras y 11 libros. Recibió 38 premios provenientes de distintas Instituciones, entre ellos el Florencio Fiorini “Avances en geriatría” (1996), Gestión de Calidad en Salud (2004) y Academia Nacional de Medicina (2006). Sus líneas prioritarias de investigación son la enfermedad de Alzheimer y el deterioro cognitivo leve.

Por Miguel Faigón